miércoles, 24 de junio de 2009

"asinques", "gañanes" y "fantasmones"


Por sus nombres os pudieran parecer alguna rara avis de la naturaleza. Pues no, no son raras. Son frecuentes, numerosos/as,se mueven además con "pavoneo" en su habitat natural (quizás antinatura), que no es otro que el submundo de la política. Aunque su "modus operandi" es muy parecido y suelen mimetizar algunas actitudes, pueden llegar a diferenciarse unos de otros, eso sí, se necesitan algunos años de sufrirlos directamente, de verlos presumir cómo es una democracia cuando en realidad son una burda imitación de cualquier dictador de pacotilla. Se aferran a los sillones y a los cargos (se aberronchan que diría el otro) como si les fuera la vida en ello, con la única intención de sacar algo de provecho personal, bien sea una compensación económica, algunas recepciones gratis, algún favor....
El "asinque" es constante y perseverante en sus decisiones y en sus actos, eso sí, siempre impuestos por " sus santos cojones", es medio analfebeto ( o analfabeto y medio), y por ende desconocedor e incumplidor de cualquier Ley, hasta el punto de que por el simple hecho de estar en un sitio determinado a una hora en concreto, te convierte directamente en culpable de lo que allí haya ocurrido. Se apunta a todos los "saraos" gratuitos, especialmente en los que se prevea la aparición de cualquier "personaje" , independientemente del grado de importancia del mismo. Le gusta hacer "favores" a los "latifundistas" de antaño , a los nuevos ricos y a los simpatizantes de su "des-ideología" política. Aprovecha cualquier acto festivo para cojer un microfóno y soltar un "mitín" digno de cualquier película de Buñuel o Berlanga.
El "gañan" suele tener experiencia en este mundillo, lo mismo le da la militancia en un sitio que en otro, una legislatura en la izquierda y la siguiente en la derecha, es falso por naturaleza y a us buenas palabras le sigue una puñalada, por supuesto, por la espalda. Le gusta figurar y si puede obtener algún favor para sí, o para su "clan" no duda hasta en amenazar con su frase favorita. " haber si te pillo en un renuncio". Tiene en común con el "asinque" su total desconocimiento de nuestra legislación y su afición a los actos gratuitos.
El "fantasmón" está de relleno, suele ir a su libre albedrío, y lo mismo le da las decisiones que tomen los demás, suele ser bastante inmaduro - rayando lo infantil-, y su nivel cultural algo más elevado que los dos anteriores. Es manejable y lo asume, aparece poco en los actos quizás debido a que no le gusta aportar nada que signifique "trabajar". es el clásico y típico "pasota", que ni el mismo sabe porqué está metido en este mundillo.
Las tres tipologías descritas anteriormente, tienen por supuesto multitud de variantes según las personas que ostentan los "cargos", eso sí TODOS tienen en común al menos dos cosas: les gusta figurar con su frase " yo soy" ; y la más importante para ellos, cobrar por no hacer nada, sea de la forma que sea.
Moraleja: en un concurso de gilipollas...obtendrían el segundo puesto, por "gilipollas".

5 comentarios:

El poeta del pan migao dijo...

Gran radiografia del panorama politico de este nuestro pais. No dejas de sorprender irlandes. Me se yo de uno que me esta pagando en la actualidad que se asemeja bastante a el "asinque" y al "gañan"

Yo mismo dijo...

Estimado poeta: Te cambio 1 "asinque", 3 "gañanes" y 2 "fantasmones" por ese tuyo.

El poeta del pan migao dijo...

Tampoco es pa eso que no lo tengo repe!jajajajajaja. Como esta el consistorio de carmonita la virgen!

Joaquín dijo...

Me ha gustado mucho el artículo de los asinque, gañanes y fantasmas en particular y el blog en general. Gracias por publicame los soñetos. Posiblemente te envíe algunas cosas más por si quieres subirlas al blog. La selección musical magnífica. Enhorabuena. Espero seguir tomando pintas en esta taberna. Un abrazo.

Yo mismo dijo...

Bienvenido a esta taberna Joaquín, entra sin llamar y toma las pintas que quieras, ya me pasaré por tu reciente blog.